Gestión de proyectos: las mejores prácticas para Freelancers

Gestión de proyectos: las mejores prácticas para Freelancers

Share on Pinterest

Si eres un trabajador independiente, seguramente, uno de tus mayores objetivos es manejar el tiempo de la mejor manera, generando cada vez más productividad e ingresos; para así poder hacer de tu negocio algo próspero. Sin embargo, puede que por momentos te encuentres frente a más de un cliente o complicado con varias tareas juntas. Es fundamental poder llevar a cabo un proyecto ordenado, apoyado en un sistema para que puedas manejar todos los aspectos sin afectar el rendimiento general.

Si te cuesta organizarte, acomodar tus tiempos o por momentos tus tareas se desbordan… prueba con estas prácticas, con las cuales podrás mejorar y establecer varios puntos de tu emprendimiento.

1. Administración del tiempo

Lo primero que debes considerar es una correcta gestión de tu tiempo de trabajo. Te recomendamos que reserves un bloque de tiempo diario todos los días y definas un aproximado de horas de trabajo. Puede ser por la mañana cuando estás fresco o por la noche cuando el tiempo tal vez te rinde más y, de ahí en más, hacer que esas horas estén dedicas de lleno a tu proyecto.

Más allá que por momentos, probablemente, vas a tener que dedicarle horas extras o los compromisos excederán lo programado; es importante que sepas que ponerte a disposición todo el tiempo y dejar que la presencia de tu trabajo interceda en tu vida personal, te conducirá a un gran agotamiento.

Es por ello que te sugerimos que le dediques determinada cantidad de horas y además, incluyas descansos regulares de manera que te puedas desconectar, recargar y volver a tu labor con una perspectiva más fresca.

2. Encontrar las Aplicaciones adecuadas

Gracias a la tecnología actual, existen cientos de aplicaciones disponibles para manejar todas las facetas del trabajo independiente. Tanto desde tu móvil como desde tu computadora, puedes encontrar una gran gama de opciones para:

* administración del tiempo.
* colaboración.
* facturación. 
* contabilidad.
* contenido.
* gestión de relaciones con los clientes.
* almacenamiento, organización e intercambio de archivos.

Te dejamos el post: Las mejores herramientas para Freelancers, Diseñadores y Desarrolladores Web donde puedes encontrar varias utilidades. 

Prueba diferentes ofertas hasta encontrar las que mejores cubran tus necesidades. Asimismo, evita aplicaciones con características que no precisas, ya que pueden reducir tu rendimiento.

3. Tener un sistema de trabajo planificado

El punto de integración de todo lo anterior es la construcción de un sistema lo más eficiente posible. No existen dos trabajadores independientes iguales, por lo que no debes  tener miedo de jugar con tu sistema hasta que encuentres la solución que más te convenga. Si eso significa el uso de las notas adhesivas, además de tus aplicaciones o trabajar en un café en vez de una oficina, todo vale. Lo fundamental es estar enfocado en tu proyecto.

Además de tu sistema, debes tener una planificación con metas y plazos, como decíamos antes, centrada en tu proyecto. Es básico que el cliente conozca tus tiempos de trabajo, lo ideal es que tengas una planificación diaria y mensual. Esto puede ser muy útil para proyectos complejos que tengan muchas partes.

En este punto también es clave, tener un sistema de prioridades. Puedes asignar periodos determinados a cada tarea en un calendario y tener una lista de pendientes que puedas ir tachando.

4. Pedir colaboración cuando sea necesario

Gran parte de ser un profesional independiente es reconocer cuando estás complicado con una tarea. En el caso de que tengas trabas con un proyecto, es mejor pedir ayuda que perder horas tratando de salir del paso por tu cuenta. Ponte en contacto con colegas experimentados y también utiliza herramientas de colaboración proporcionadas en varios sitios web.

La externalización de otras tareas, tales como la contabilidad y los impuestos, es muy útil cuando estás tratando de concentrarte en varios proyectos a la vez. Si tu presupuesto lo permite, considera contratar a otra persona para controlar estos temas, así tu puedes estar más centrando en tus clientes.

5. Saber cuándo decir “No”

La palabra “no” es tan esencial para tu caja de herramientas de gestión de proyectos como tus aplicaciones favoritas. Poder decir que no, te ayudará a establecer expectativas claras y límites con los clientes, impidiéndote tomar demasiado trabajo o tareas extras.

La productividad se resiente cuando los clientes hacen cambios de último momento que no estaban en la descripción original del proyecto. Es primordial, fijar el alcance de cada puesto de trabajo desde el principio, y ser capaz de decir “no” si un usuario intenta extender el trabajo más allá de lo razonable.

Tampoco hay nada de malo en negarse a un trabajo cuando ya tienes suficiente que hacer, ya que incluso utilizando las mejores estrategias de tiempo y de gestión, no podrás hacer algo más que lo que es humanamente posible.

Es así que te aconsejamos que evites tomar trabajos si ya tienes suficiente. A veces, es mejor decir que estás muy atareado a que decir que si y luego hacer un trabajo de baja calidad, o no poder cumplir con lo pactado.

freelancer 

El trabajar independientemente puede ser duro pero con los consejos y herramientas adecuadas, puedes dominar los procesos necesarios para alcanzar el éxito con cada proyecto. Juega un poco con las aplicaciones y sistemas hasta que encuentres lo que realmente es funcional para ti. Lo que debes lograr es buscar los mejores métodos para aumentar tu eficiencia y productividad.

¿Quieres empezar ahora mismo?

Te damos una excelente idea:

Comienza tu negocio de Hosting con nuestro WebHosting Reseller

*Con una inversión mínima y muy pocos conocimientos previos puedes comenzar tu negocio de hosting con una gran rentabilidad y todo nuestro respaldo profesional*

Ya tienes la idea y todo para organizarte… ¡sólo tienes que emprender!

Share on Pinterest